Santiago de Pontones

Población: 4.172 habitantes

Santiago-Pontones es la reserva natural más importante de la Sierra de Segura y constituye el corazón del parque natural. Es un municipio con una superficie de 684 km2, uno de los más grandes de Andalucía y probablemente el de mayor extensión. Los 4.172 habitantes ocupan más de 100 núcleos habitados. Del área total, solo el 3% es tierra cultivable destinada a plantas herbáceas porque su clima especial, el más frío de la provincia, impide el cultivo de olivos. Tiene un clima continental húmedo con un toque de altas montañas, que se refleja en inviernos fríos con temperaturas de -22 ° C y veranos frescos y agradables. Por lo tanto, el período de heladas es muy largo de septiembre a abril, con un 20% de precipitación en forma de nieve.

La orografía en bruto de Santiago-Pontones lo hace adecuado para la silvicultura y la cría de animales y le brinda innumerables áreas naturales naturales, tanto para el paisaje como para la fauna y flora existentes, que cambian con la altitud que varía entre 600 y 1993. m, donde la nieve es la presencia habitual en invierno.

En su piso se encuentran las zonas más desiertas y los árboles, embalses y gargantas más extraordinarios, manantiales de ríos y cascadas, caminos estrechos, macizos escarpados, enormes bosques de pino larciano con especímenes que alcanzan una altura de 30 m serán compañeros indispensables. durante todo el recorrido y en particular El Pino Galapán, un impresionante monumento natural, de 40 m de largo y más de 4 siglos de antigüedad. Aquí es donde nace el río Segura y el Guadalquivir migra y nos ofrece innumerables áreas de disfrute natural como los Llanos de Arance, Coto Ríos o el embalse de El Tranco, sin olvidar los lugares que forman un afluente del Segura, la Zumeta. extraordinaria belleza.

La ocupación ha sido documentada en el municipio durante mucho tiempo (9250 a. C.) en sitios arqueológicos, entre los cuales las pinturas rupestres del arte levantino fueron declaradas recientemente Patrimonio de la Humanidad o restos importantes como el “Tesoro de Santiago de” descubrió la espada “, que se conserva en el Instituto Valenciano de Don Juan en Madrid, donde encontramos piezas en tartésico-ibérico, púnico y otros estilos relacionados con el etrusco, celta, etc., y que se extiende cronológicamente desde el siglo IV hasta el siglo II a. C. .

Cuenta este extenso municipio con el centro de visitantes más visitado de la Red de Espacios Naturales Protegidos de Andalucía, La Torre del Vinagre, donde podremos visitar además, el museo de caza y el jardín botánico, ubicado en el corazón del Parque Natural, junto al río Borosa.

En el pueblo de Los Anchos se encuentra el Museo Etnográfico Alma Serrana, donde la vida tradicional de estas cadenas montañosas se ha replicado a lo largo de los siglos. La actividad económica de Santiago-Pontones se basa en el turismo, la caza, la pesca, el trabajo silvícola y otras profesiones relacionadas con los bosques. Pero, sobre todo, destaca la cría de ganado. La ganadería extensiva es la principal riqueza de esta área urbana, y en el pasado, la trashumancia era la forma en que se mantenía el ganado, una actividad que se pierde.

Cada invierno, cuando los pastizales de las mesetas de la Sierra no se pueden utilizar, parte del rebaño de ovejas de Segureña se dirige a los pastos de Sierra Morena, Jaén y La Mancha, donde comen el clima invernal benigno de las tierras bajas durante varios meses a partir de los pastos de la Sierra. . La raza Segureña, nativa de la región, tiene un alto grado de adaptación a sus características físicas y ecológicas y se está desarrollando en las áreas más abruptas y elevadas, especialmente en Santiago-Pontones, donde se encuentra el mayor rebaño de ovejas en toda la provincia de Jaén.

El aislamiento que ha causado que este país sufra durante muchos años debido a sus circunstancias geográficas especiales ha llevado a que muchas de las costumbres montañosas y formas de vida permanezcan sin cambios en la actualidad. En un recorrido por los numerosos pueblos podemos apreciar la gastronomía, las costumbres, el lenguaje peculiar de sus habitantes e incluso pensar en cómo se lleva a cabo la trashumancia y dónde se ejecutan sus rutas ganaderas.

Santiago-Pontones tiene dos capitales, Santiago de la Espada y Pontones, pero presenta una gran cantidad de pueblos y granjas en toda su comunidad, muchos de los cuales están abandonados y otros en los que todavía vive parte de la población.

Hay muchos de ellos a lo largo del valle del río Zumeta, desde su nacimiento hasta su intersección con el río Segura, al este del territorio. En su punta, al sureste del municipio, numerosas corrientes fluyen a través de los altos campos hasta formar el río Zumeta. Aquí, entre los Campos de Hernán Perea y la Vega de Santiago de la Espada, encontramos una serie de centros de población que mantienen la vida simple de los pastores transhumanos en estado puro. De sur a norte, los pueblos de Don Domingo, El Patronato, El Cerezo, Los Cañuelos, Los Teatinos y Los Atascaderos, La Matea, Las Quebradas, La Huerta del Manco y Los Ruices aparecen muy cerca de Santiago de La Espada.

DATOS DE LA LOCALIDAD

Gentilicio: Hornillero - Pontonero
Altitud: 1.340 metros
Población: 4.172 habitantes
Extensión: 4.172 Km2

Este municipio ha estado integrando los antiguos municipios de Santiago de la Espada y Pontones desde 1975, en cuyo escudo protector común actual estaban protegidos y cada uno de los cuales tenía uno de sus consejos de forma independiente.
El escudo izquierdo de la espada de Santiago: en Gules una cruz de Santiago de Gules. Borde de diez partes que carga alternativamente un castillo dorado en un campo de Gules, decorado con tres almenas, ladrillo de marta y clarificación azul; y en el campo plateado un león rampante de Gules, coronado con oro, lampadado y armado con él. La interpretación de este arsenal está relacionada con la dependencia de la orden en Santiago, mientras que la frontera simboliza la independencia que se logró entre los monarcas católicos.

A la derecha, los brazos del pontón: medio roto y coronado: I: un pino natural en azul celeste. II: En azul, una cordillera natural. El escudo de armas, que refleja las características geográficas de la población, se refleja en la Sierra y también simboliza la riqueza de los bosques y las minas.

Menú
X